Plataformas de e-commerce ¿qué CMS se adapta mejor a mi negocio?

Montar una tienda online puede ser un proceso sencillo

Eso sí, requiere tomar una serie de decisiones fundamentales que nos lleven al éxito. Una de las más importantes es elegir la plataforma de e-commerce más adecuada a las necesidades de nuestro negocio. 

Has dado el paso. Y es, definitivamente, un gran paso para tu negocio. Vas a vender online. Sin necesidad de grandes estructuras, sin alquiler de espacios, sin horarios, a un simple golpe de clic. Da igual que sean naranjas, cursos de fiscalidad, zapatillas de andar por casa o juguetes para niños. La auténtica magia de Internet, aplicada a tu marca. Es emocionante, ¿no?. Sin embargo, antes de que comiencen a llegar los pedidos, debes tomar una serie de decisiones importantes, como qué plataforma de e-commerce utilizar para que la transformación digital de tu negocio sea la adecuada. 

Si buscas en Google, encontrarás cientos de artículos con llamativos titulares prometiendo la mejor plataforma de e-commerce. Sin embargo, como todo en la vida, no existe una sola respuesta a esto. Es mentira. O una mentirijilla piadosa para favorecer el SEO. Lo que sí existe es la plataforma de e-commerce que más se adapta a tus circunstancias: a tu conocimiento del medio, a tu presupuesto, a lo ambicioso que sea tu proyecto, etc. Por ello, en este artículo te contamos los principales puntos fuertes de cada plataforma de e-commerce y cómo estas te pueden ayudar para alcanzar tus objetivos de ventas.

 

¿Qué es una plataforma de e-commerce y qué funcionalidades debe incorporar?

Empecemos por el principio. Una plataforma de e-commerce es un sitio web donde es posible comprar productos y servicios. Lo que todos conocemos como una tienda online. Mediante este software, podemos añadir artículos, con sus respectivas imágenes y descripciones, medios de pago, bases de datos de nuestros clientes, métodos de envío, estadísticas, etc. Y todo lo podemos controlar desde una interfaz más o menos intuitiva. Esto es lo básico, lo que toda plataforma de e-commerce incluye, porque en caso contrario no sería tal. Pero hay más. 

Tu tienda online, al igual que una física, debe tener un bonito escaparate, donde los artículos brillen, luzcan atractivos, inviten a ser comprados. Es importante, de este modo, que la plataforma de e-commerce ofrezca opciones de personalización en el diseño y en la creación de páginas de productos. Detalles a priori tan banales como el color del precio o el número y tamaño de imágenes del producto, son fundamentales para conseguir lo que todos buscamos; la compra. Cuanto más posibilidades permita tu plataforma de e-commerce, más probabilidades de construir una tienda online única e irrepetible. 

Los artículos también deben estar bien ordenados, sobre todo si vendes muchos, en sus categorías correspondientes. Por ejemplo, si quieres vender artículos de pádel, deberás categorizarlos en palas, pelotas, bolsas, accesorios, etc. Y dentro de estas categorías, si son para hombre y mujer, de qué marcas son, para qué nivel de aprendizaje, etc. Es decir, debes construir una estructura intuitiva, fácil de usar para tu cliente. 

Por otro lado, tu plataforma de e-commerce tiene que ofrecer la posibilidad de integrar varias opciones de pago. Porque no todo el mundo utiliza la misma. Paypal, tarjeta de crédito, transferencia, Amazon Pay, Google Pay, bitcoins… y la lista sigue. 

Asimismo, toda plataforma de e-commerce ofrece analíticas. Cuanto más completas sean, mucho mejor. Al fin y al cabo, se trata de conocer cómo se comporta el usuario, en qué fase del proceso de compra abandona, qué artículos funcionan mejor, etc. 

 

Comparativa de las principales plataformas de e-commerce 

Ahora sí, llegamos a lo que estabas buscando. ¿Qué plataforma de e-commerce elegir para tu negocio online? Las opciones no han dejado de crecer en los últimos años, ofreciendo soluciones versátiles y adaptables a las necesidades de cada marca, desde complejos softwares para tiendas de amplios catálogos hasta sistemas muy fáciles de administrar para pequeños negocios. 

Woocommerce

La herramienta más utilizada a nivel mundial para crear tiendas online no es, en sí misma, una plataforma de e-commerce. Pues empezamos bien… ¿no? En realidad, todo tiene una explicación. Woocommerce nace como un plugin o extensión de WordPress. ¿Te suena? Este es el CMS más popular para crear páginas webs, gracias a su facilidad de uso y gestión. Incluso usuarios sin conocimientos de programación pueden montar una web aceptable utilizando plantillas, constructores visuales y plugins. Y entre esos plugins, ¿por qué no uno de comercio electrónico? Aquí entre en escena Woocommerce. 

El proceso sería: creas una página en WordPress, la configuras, la dotas de un diseño atractivo y, como una especie de apéndice, incorporas las funcionalidades propias de una tienda online, con sus productos, medios de pago, cupones y descuentos. 

La principal ventaja, además de su carácter intuitivo, es que puedes seguir añadiendo extensiones y plugins para completar las características de tu e-commerce. Por ejemplo, puedes integrar cualquier opción de pago mediante plugins, en su mayoría gratuitos. Además, cuentas con el respaldo de una comunidad de usuarios especialmente activa, que ofrece soporte y soluciones para prácticamente cualquier problema. 

Para qué tipo de negocio es: Tiendas online pequeñas y medianas, con catálogos contenidos, que se encuentran en las etapas iniciales del proceso de transformación digital y no cuentan con demasiado presupuesto 

Prestashop

Esta sí. Prestashop es una plataforma especialmente diseñada para lanzar y administrar tiendas online. Ese es su único objetivo. Y lo consigue de forma sencilla, rápida y gratuita, ya que se trata de una plataforma de código libre. La principal ventaja respecto a Woocommerce es que incorpora por defecto la mayoría de funcionalidades necesarias para crear tu e-commerce sin necesidad de buscar y descargar plugins (opciones de pago, administración de productos, analítica, soporte de cliente…). Si eres de los que no se conforman fácilmente, también dispone de un catálogo de extensiones similar al de WordPress, aunque el precio de los temas y plugins es algo más elevado que en esta última. Además, aunque su interfaz es sencilla y permite todo tipo de integraciones con tu ERP, la curva de aprendizaje es un poco más pronunciada, requiriendo más conocimientos de programación si necesitas personalizar de forma más minuciosa el diseño. 

Para qué tipo de negocio es: Para PYMES y negocios que precisen de opciones de venta más ajustadas a sus necesidades 

Magento

Nos adentramos en otro nivel. Magento es una de las plataformas de e-commerce más utilizadas a nivel internacional, aunque no está al alcance de todos los usuarios. Se trata de un CMS especialmente diseñado para configurar comercios electrónicos y sistemas de reserva más complejos y, sobre todo, escalables. Puedes comenzar con un catálogo de 50 productos y llegar hasta los 5.000 sin demasiados problemas en su gestión, gracias a la potencia de la herramienta. Obviamente, requiere de un conocimiento técnico y de programación mucho más profundo y, por tanto, su curva de aprendizaje es mayor. Otra ventaja respecto a la competencia son las opciones de seguridad que ofrece. Si bien no existen sitios web 100% seguros, un e-commerce de Magento se acerca bastante. Además, nos permite trabajar el SEO de un modo más pormenorizado que en otras plataformas. 

Para qué tipo de negocio es: empresas con catálogos amplios, con una gran tipología de productos en constante actualización, y que cuenten con personal técnico para su desarrollo. 

Shopify 

La opción más sencilla y directa. Entras en la web, contratas el plan que más se adapte a tu negocio… y a vender. Sus fichas de productos son muy básicas, con un diseño donde impera el minimalismo y la claridad en la distribución de los elementos, como el propio proceso de compra, que es rápido y sin complicaciones.  Además, incorpora todas las funciones básicas sin necesidad de extensiones. Sus puntos débiles, sin embargo, también se relacionan con esta sencillez. Las posibilidades de personalización de Shopify son limitadas, no permite categorías jerarquizadas y no es muy recomendable para tiendas con muchos productos. Uno de los aspectos más interesantes de Shopify es su versatilidad para la venta omnicanal, ofreciendo integraciones muy sencillas con redes sociales, comercio físico y marketplaces. 

Para qué tipo de negocio es: marcas pequeñas con catálogos reducidos que busquen un modo directo y sencillo de vender online. 

¿Tienes ahora más claro qué plataforma de e-commerce se adapta mejor a las necesidades de tu negocio? Si no es así, no problem! Para eso estamos nosotros. Escríbenos y te asesoramos de forma gratuita. Somos expertos en el desarrollo de tiendas online en cualquier plataforma.

Share This

Copy Link to Clipboard

Copy